El gobierno israelí dijo que le pidió a la Corte Suprema que retrase por un mes la evacuación de un asentamiento no autorizado en Cisjordania.

El tribunal ordenó que el asentamiento de Migron fuera desmantelado para el primero de agosto, pero el domingo el estado judío pidió retrasar la operación hasta el 30 de agosto. Según una declaración gubernamental, el general de división Nitzan Alon insistió que realizar la operación en el mes sagrado musulmán del Ramadán podría generar enfrentamientos entre los colonos y los palestinos.

El asentamiento fue construido en tierras privadas palestinas, práctica prohibida por el tribunal hace décadas. Algunos residentes de Migron pidieron a los jueces permiso para continuar en sus casas, alegando que adquirieron recientemente a los palestinos la tierra sobre la que se alzan sus viviendas.

La corte analizaría el caso el domingo por la tarde.