El cuarto cargamento de combustible nuclear de fabricación nacional iraní se ha trasladado al reactor experimental de uso médico de Teherán, informó hoy el director de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) y vicepresidente del gobierno, Fereydun Abasi.

En declaraciones divulgadas por la agencia oficial de noticias iraní, IRNA, Abasi dijo que "la República Islámica de Irán produce combustible enriquecido al 20 por ciento en la cantidad que necesita, y lo seguirá produciendo" para usos médicos.

Al tiempo que recalcaba que no dejarían el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, Abasi indicó que seguirán las negociaciones sobre la cuestión nuclear iraní con el Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania), sin admitir presiones por medio de sanciones para renunciar a su programa atómico.

El pasado 15 de febrero el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, colocó en el reactor de Teherán la primera placa de combustible nuclear de fabricación nacional, producida en las instalaciones de Isfahan, en el centro del país.

Otros dos lotes de placas de combustible nuclear de uranio enriquecido al 20 por ciento se enviaron en mayo pasado desde Isfahan al reactor experimental de Teherán, que según el Gobierno produce isótopos radiactivos para el tratamiento de unos 800.000 enfermos.

La producción de placas en Isfahan y el reactor de Teherán, además del resto de instalaciones nucleares iraníes, están bajo observación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), de acuerdo con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), del que Irán es signatario, según han repetido las autoridades de Teherán.

Una de las peticiones del 5+1 a Irán es que cese el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, que no es útil para fabricar armas atómicas, que lo precisan al 90 por ciento, pero que puede ser utilizado como base para un mayor enriquecimiento posterior.

Irán esta sometido a sanciones de la ONU, la UE, EEUU y otros países debido a la sospecha de que su programa nuclear podría tener una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.