Fernando Alonso se mantuvo al frente desde el principio para ganar el domingo el Gran Premio de Alemania y extender su ventaja en el campeonato de la Fórmula Uno, mientras que el bicampeón Sebastian Vettel fue penalizado y pasó del segundo al quinto sitio.

El español nunca tuvo una ventaja muy amplia con su Ferrari pero tampoco se vio en serio peligro de perderla, impidiendo exitosamente que lo rebasaran el Red Bull de Vettel y el McLaren mejorado de Jenson Button.

"Hemos disfrutado de la carrera. Creo que ayer ya estábamos muy competitivos en condiciones de mojado y hoy salíamos en 'pole', que ha sido el factor clave. Era difícil adelantar; no hemos sido los más rápidos, pero hemos mantenido la posición", afirmó Alonso en el podio.

El mexicano Sergio Pérez terminó sexto en su Sauber, el brasileño Felipe Massa fue 12mo al volante de su Ferrari y el venezolano Pastor Maldonado de Williams se ubicó 15to.

Alonso también ganó el Gran Premio de Alemania disputado en el circuito de Hockenheim hace dos años. Es el primer piloto en llevarse tres carreras esta temporada y ahora tiene una ventaja de 34 puntos sobre el australiano Mark Webber, el otro conductor de Red Bull, quien terminó octavo.

El español acumula 154 puntos después de 10 carreras de un total de 20, Webber lleva 120 y Vettel 110.

El alemán otra vez no pudo llevarse la carrera en su patria, pero sí logró rebasar al inglés Button cuando faltaba una vuelta de las 67, colocándose en segundo lugar. Sin embargo, posteriormente las autoridades anunciaron que fue penalizado con 20 segundos porque rebasó a Button con las cuatro ruedas fuera de la pista.

De esa forma, Vettel cayó al quinto lugar, Button pasó a segundo y el finlandés Kimi Raikkonen se ubicó en tercer sitio con su Lotus. El japonés Kamui Kobayashi entró cuarto en su Sauber.

"No estaba seguro de si él (Button) estaba por el lado de adentro o no. Lo último que quieres hacer es tener contacto (con otro bólido). Cuando estábamos lado a lado traté de darle espacio suficiente pero es difícil ver. Me abrí", afirmó Vettel antes del fallo de los directivos. "Todos teníamos problemas con los neumáticos, en especial Jenson, razón por la que pude rebasarlo".

"Decidí salirme del circuito para hacer que la maniobra fuera segura para ambos. Sus neumáticos traseros carecían de tracción e incluso sobre la pintura pude mantenerme delante".

Button estuvo presionando a Alonso por el liderato antes de que sus neumáticos se deterioraran en las últimas vueltas.

"Tuve una gran carrera y es agradable estar luchando de nuevo al frente (del grupo de pilotos)", afirmó el británico. No quiso hacer comentarios sobre el rebase de Vettel.

El germano se quejó amargamente del compañero de Button en McLaren, el inglés Lewis Hamilton, bajo el argumento de que Vettel vio reducida su velocidad en la vuelta 35 cuando Hamilton intentó rebasar bólidos que ya lo habían pasado. Hamilton, que participó en su 100mo Gran Premio, sufrió una ponchadura de un neumático que arruinó su participación antes de que se retirara en la vuelta 59.

"No le veo el caso a que intente correr contra nosotros", dijo Vettel, y consideró inadecuado intentar rebasar a los líderes.

Vettel dijo que la maniobra de Hamilton probablemente provocó que el alemán perdiera el segundo lugar ante Button temporalmente.

El también alemán Michael Schumacher, siete veces campeón de la Fórmula Uno, arrancó en tercer sitio pero finalmente cayó a séptimo al perder un par de lugares tras hacer una tercera parada en los pits para colocar otro juego de neumáticos suaves.

Registró la vuelta más rápida de la carrera pero no pudo ganar ningún lugar y sigue sin triunfos en la tercera temporada desde que volvió a las pistas tras haberse retirado.

"Hay mejores formas de terminar la carrera en tu país que caer de tercero a séptimo. Pero simplemente no pude lograr que el auto diera más", afirmó Schumacher, de 43 años.