Cinco miembros de una familia francesa que estaba de vacaciones en España saltaron o cayeron de un acantilado para escapar de un incendio forestal y dos murieron, dijeron el lunes las autoridades.

El padre y uno de sus hijos cayeron por lo menos desde una altura de 20 metros (65 pies) al agua, donde perecieron, agregaron.

Las llamas obligaron a la familia y a otras 150 turistas a abandonar el domingo por la noche sus automóviles cuando la mayoría regresaba a Francia y el grupo descendió por una colina hacia la playa en la aldea fronteriza de Portbou para escapar de las llamas, dijo la teniente de alcalde Elisabet Cortaba.

La familia quedó separada del resto del grupo en el descenso y acabó en el borde de un acantilado que tenía una sola dirección de salida al aproximarse las llamas avivadas por un viento intenso, dijo Cortaba.

No pudieron regresar debido a las llamas, por lo que la madre intentó descender por el acantilado pero perdió su agarre y cayó, dijo Tony Buixeda, el gerente municipal del puerto, que se encontraba en una embarcación y vio a la familia desesperada junto al precipicio.

La hija adolescente de la familia dijo a otros rescatistas que saltó, pero Buixeda dijo desconocer si el resto hizo lo mismo o cayó al agua.

Algunos testigos "dijeron que se lanzaron al agua, otros que cayeron", dijo Buixeda. "Lo único que podían hacer era tirarse al agua".

El padre de 60 años murió al instante tras caer en una roca sumergida y su hija de 15 años se ahogó, dijo Cortaba.

La madre se encontraba el lunes en estado crítico, con heridas en la espalda, y el hijo y otra hija no sufrieron heridas de peligro. Todos ellos fueron rescatados del agua en Portbou, dijo Cortaba.

Otras dos personas murieron por los incendios del fin de semana en el noreste de España que han consumido 90 kilómetros cuadrados (35 millas cuadradas) de bosque y maleza, incluyendo un hombre que sufrió un ataque cardíaco cuando combatía las llamas cerca de su casa. Fueron igualmente franceses, dijo el vocero de la cancillería francesa Bernard Valero.