El Comité de Instrucción (CI) de Rusia informó hoy de la detención de varias autoridades del municipio y la ciudad de Krimsk, asolados el pasado día 6 por unas graves inundaciones que se cobraron 171 muertos y dejaron decenas de miles de damnificados en el sur del país.

Los detenidos son los jefes del municipio, Vasili Krutkó, del ejecutivo de la ciudad, Vladímir Ulanovski, y del departamento local de la Defensa Civil, Víctor Zhdánov, se afirma en la nota publicada por el CI en su página web.

Contra los tres detenidos el CI incoó un proceso penal por presunta negligencia criminal en el cumplimiento de sus funciones, cargo por el que también está siendo investigada en calidad de sospechosa Irian Riabchenko, jefa del ejecutivo del poblado de Nizhnibakanski, también afectado por las inundaciones.

A estas cuatro personas se les acusa de haber hecho caso omiso de las advertencias de los servicios meteorológicos y de no haber alertado oportunamente la población de la amenaza de inundaciones.

Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, además de la víctimas mortales, las inundaciones dejaron 35.000 damnificados y causaron daños a más de 9.000 viviendas las localidades de Krimsk, Novorossisk y Guelendyik.