El jugador gallego David Lariño ha ganado por sorteo la cuarta edición del Open Internacional de Ajedrez de Vitoria, tras empatar a 7,5 puntos, después de nueve rondas, con José Carlos Ibarra.

A la hora de recurrir a uno de los métodos de desempate como el enfrentamiento entre ambos tampoco había un vencedor porque la partida entre Lariño e Ibarra concluyó en tablas.

Al final ha sido un sorteo entre ambos jugadores, en el que ha salido el color negro con el que jugó David Lariño aquella ronda, lo que le ha servido para llevarse el triunfo final y los 2.000 euros de premio.

El jugador gallego siempre ha estado en las posiciones de cabeza del torneo desde su inicio, pero fue después de la séptima ronda cuando llegó al liderato en solitario, tras superar a Ibragim Khamrakulov, y posteriormente se ha defendido en las dos últimas partidas.

En la última jornada disputada hoy en el Gran Hotel Lakua de la capital alavesa David Lariño no ha podido pasar de las tablas ante Alejandro Franco, lo que ha permitido a José Carlos Ibarra aprovechar el pinchazo.

Su máximo rival, a solo medio punto del gallego antes de la ronda final, era la mayor amenaza para impedirle el triunfo y ha vencido a Luis González para abocar al Open Internacional a un final de sorteo que le ha deparado la segunda plaza y el premio de 1.500 euros.

David Lariño, de 23 años, es Maestro Internacional desde el año 2006 y era el quinto jugador con mejor ránking ELO en el torneo de Vitoria.

En esta edición ha conseguido superar a grandes rivales como José Carlos Ibarra e Ibragim Khamrakulov, los dos grandes candidatos a hacerse con el título.

Ibragim Khamrakulov y Ernesto Fernández han terminado en tercera y cuarta posición, respectivamente, igualados a 6,5 puntos, mientras el único jugador alavés, David Astasio, ha concluido en una notable sexta posición, con seis puntos, y muy cerca de las grandes figuras que han competido en el Open.