El presidente Hugo Chávez dijo el domingo que no dejará de transmitir sus maratónicos discursos en cadena de radio y televisión, a pesar de las quejas de su contrincante, quien asegura que esos mensajes dan al gobernante de Venezuela una ventaja injusta en la campaña con vistas a las próximas elecciones.

El candidato presidencial opositor Henrique Capriles ha solicitado que las autoridades electorales impidan a Chávez aprovechar políticamente sus transmisiones especiales antes de los comicios del 7 de octubre.

Los directores del Consejo Nacional Electoral han aprobado normas de campaña que prohiben la emisión de mensajes por radio y televisión que duren más de tres minutos a favor de alguno de los candidatos presidenciales. Sin embargo, se desconoce si las normas limitarán las emisiones especiales frecuentes y prolongadas que hace el presidente, conocidas como "cadenas", que por ley tienen que acatar todos medios que utilicen el espectro radioeléctrico.

"Las cadenas son parte de la estrategia informativa del gobierno nacional". dijo Chávez en una de las transmisiones especiales. "La burguesía pretende que yo renuncie a algo que es una potestad del presidente de la república. No lo voy a hacer".

Chávez dijo que la mayoría de los canales televisivos, estaciones de radio y periódicos privados en Venezuela están parcializados en favor de Capriles y acusó a la prensa independientes de soslayar los logros de su gobierno.

"La mayor parte de las radios están en manos de la burguesía, la mayor parte de las televisoras y de los periódicos", dijo Chávez. "Parte de la estrategia burguesa es tapar todo lo bueno que hace la revolución".

Cuando Chávez asumió el poder en 1999, se refirió a los cuatro canales grandes de televisión — RCTV, Venevisión, Globovisión y Televén — como "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis". El gobernante acusó a los canales de respaldar el efímero golpe de estado del 2002 al transmitir animados y películas en lugar de las protestas que impulsaron su regreso al poder.

Pero el gobierno se negó a renovar la licencia de RCTV en el 2007, y desde entonces, Venevisión y Televén han reducido sus críticas a las autoridades, mientras que Globovisión ha seguido siendo agudamente crítica de Chávez.

Chávez a su vez ha estado usando más frecuentemente su capacidad de controlar las ondas desde que completó su tratamiento contra el cáncer, hablando en televisión y la radio durante horas un par de veces a la semana.

A menudo usa sus discursos para fustigar a Capriles y promete ganar los comicios.

En los últimos 13 meses, Chávez se ha sometido a dos operaciones para extirpar tumores de la pelvis, la última de ellas en febrero. Eso significa que Chávez se ha presentado en público menos que en el pasado.

Este mes, Chávez anunció que está completamente libre de cáncer y le aseguró a los venezolanos que las limitaciones físicas derivadas de su recuperación no van a afectar su candidatura.

El gobernante venezolano no ha revelado detalles claves de su enfermedad, incluyendo el tipo de cáncer que se le diagnosticó.