El presidente venezolano Hugo Chávez indicó su preferencia en la campaña por la presidencia de Estados Unidos al comparar el domingo a Mitt Romney con su propio rival.

Chávez, quien busca reelegirse en octubre — un mes antes que el presidente Barack Obama_, ha expresado en recientes semanas una preferencia por el hombre que actualmente habita la Casa Blanca.

En un discurso de campaña pronunciado la noche del sábado, Chávez comparó la agenda de su rival Henrique Capriles con la de Romney, al decir que ambos representan a la élite capitalista.

Chávez afirma que Capriles, un moderado ex gobernador del estado Miranda, está tratando de engañar a los venezolanos para que crean que se preocupa por los pobres, los principales electores del mandatario.

"Creo que quien pudiera explicar mejor el proyecto majunchista (un coloquialismo venezolano equivalente a mediocre) no es ni siquiera Barack Obama, sino el Romney, porque es el proyecto de extrema derecha más extrema que roza con el fascismo de los Estados Unidos", dijo Chávez ante decenas de miles de simpatizantes en Maracaibo.

"En el fondo es el mismo proyecto", aseguró Chávez, quien se refirió a Obama como "un buen tipo"

El mandatario aseguró que las 220.000 familias a las que según dice su gobierno ha proporcionado viviendas corren el riesgo de perderlas si gana Capriles, mientras que los bancos harían imposible que los compradores de vivienda de bajos ingresos obtuvieran créditos. Chávez también dijo que Capriles eliminaría los programas sociales que han sido emblemáticos de sus 13 años en la presidencia. Capriles lo niega.

Las declaraciones del presidente venezolano se dan después de que Romney criticó a Obama por sus declaraciones del 11 de julio sobre el relativo peligro que representan los cada vez más profundos lazos de Chávez con Irán para los intereses estadounidenses.

Obama dijo que su "sensación general es que lo que el señor Chávez ha hecho en los últimos años no ha tenido un impacto de seguridad nacional grave sobre nosotros".

Romney respondió que era "simplemente ingenuo" pensar que Chávez no representa una amenaza para Estados Unidos.

Chávez niega que su cruzada para crear una Venezuela socialista represente una amenaza para Estados Unidos, el principal comprador del petróleo venezolano.

El mandatario dijo en una entrevista para televisión el 13 de julio que "la Venezuela de hoy no es ninguna amenaza para nadie".

En la misma entrevista, Chávez dijo que "Obama en el fondo es un buen tipo, si lo aislamos de su contexto de presidente de un imperio".

Michael Shifter, presidente del centro de investigación Diálogo Interamericano, con sede en Washington, dijo que cree que los votantes estadounidenses en general perciben a Chávez como una "molestia" más que una amenaza para la seguridad nacional estadounidense.

"Ellos creen que la postura de línea más dura de Romney sólo estimulará la disputa verbal con Chávez, y acabará reforzándolo, como a menudo ha sido el caso en el pasado".

Romney podría ganar puntos, sin embargo, con los conservadores cubanos-estadounidenses — que desprecian la cercana amistad de Chávez con Fidel Castro_, así como con los exiliados venezolanos. Ambos grupos se concentran en Florida, un estado en el que la elección presidencial estadounidense no ha arrojado un claro favorito.