Adrien Broner fue despojado de su corona superpluma el viernes, cuando pesó más de tres libras (1,3 kilos) sobre el límite.

Pero luego de vencer por nocáuts técnico a Vicente Escobedo el sábado por la noche, Broner prometió que habrá muchos más títulos, cuando suba a los pesos ligeros.

"Voy a subir de categoría y me enfrentaré con cualquiera", dijo Broner momentos después de vencer al primer retador de la OMB a los 2:32 minutos del quinto asalto.

"Vicente es un peleador de clase mundial. No puedo negarlo. Pero no me golpeó con nada significativo. Mi tarea fue fácil". Broner mejoró su récord a 24-0, con 20 nocáuts.

La pelea de Broner era su segunda defensa de la corona, pero perdió su título el viernes luego de registrar 133½ libras en el pesaje, por encima del límite de 130.

Ambas partes llegaron a un acuerdo el sábado por la tarde para proceder con la pelea.

Escobedo, que cayó a 26-4, dijo que no lamentaba la decisión de pelear.

"Yo tenía que mantener mi decisión", dijo. "Vine en peso, como un profesional. Él no".

Broner se mantuvo paciente con Escobedo hasta el quinto, cuando castigó al californiano con sólidos golpes, para poner fin al combate.

"Él definitivamente estuvo más fuerte", dijo Escobedo. "Sentí su poder. Es muy rápido y difícil de golpear".

Broner, de 22 años, peleaba en su ciudad por primera vez desde noviembre, cuando noqueó a Vicente Rodríguez para ganar la corona.