El abridor Jake Westbrook trabajó siete episodios y llevó a los Cardenales de San Luis a una victoria por 12-0 sobre los Cachorros de Chicago.

Westbrook (8-8) trabajó siete episodios, permitió tres imparables, dio dos pasaportes y retiró a cinco por ponche para conseguir el triunfo.

Los Cardenales empataron registro de liga impuesto hace 76 años, al pegar siete dobles en el séptimo episodio para conseguir racimo de 12 anotaciones.

La marca de siete dobles en la séptima entrada empata la marca de los Bees de Boston de 1936, para el mayor número conseguido en la historia de las Grandes Ligas.

Los Bees los consiguieron en el primer episodio contra los Cardenales para ganrles 20-3.

La victoria también permite a los Cardenales igualar una marca de franquicia de 86 años en número de carreras anotadas en un episodio.

La derrota la cargó el relevo Justin Germano (0-1) en tres episodios, permitió cuatro imparables, una carrera, y dio una base.