Seis bomberos resultaron heridos esta madrugada en los incendios que se declararon el pasado miércoles en la región portuguesa del Algarve, que han dejado cinco viviendas quemadas y han obligado a evacuar a decenas de personas.

Las llamas se extendieron del consejo de Tavira, donde se originaron, al de Sao Brás de Aportel, y amenazan con mayor peligrosidad el norte de esta segunda zona, según fuentes de la Autoridad de Protección Civil lusa.

La región circundante al pueblo Javali es "la más preocupante", según las mismas fuentes, que informaron que decenas de personas fueron evacuadas de esta población durante la noche.

Además de las viviendas consumidas por las llamas y los seis heridos, que ya recibieron el alta hospitalaria, un vehículo de extinción de incendios ardió durante las operaciones.

Sobre el terreno se mantienen más de 700 bomberos y 30 miembros del grupo de intervención de la Guardia Nacional Republicana (GNR) portuguesa.

Además, fueron enviados como apoyo cuatro helicópteros bombarderos pesados, dos aviones bombarderos anfibios y dos aviones bombarderos pesados, que se sumaron a los 260 vehículos de extinción sobre el terreno.

La magnitud del incendio llevó a las autoridades españolas a enviar esta semana un avión Canadair -especialmente preparado para la lucha contra incendios- para apoyar las tareas.

Las autoridades portuguesas no han ofrecido cifras oficiales sobre el número de hectáreas quemadas, pero el diario luso "Público" apuntó ayer que la extensión arrasada ya cuadruplica la perdida durante el verano pasado.

Los incendios del sur de Portugal se suman a los del archipiélago de Madeira en una semana de altas temperaturas en todo el país, por encima de los 40 grados centígrados en algunas puntos.

En la región insular continúan sin controlar varios fuegos cerca de la capital de la isla principal Funchal, en Santa Cruz, en Achadas da Cruz y en Fonte do Obispo.

Las llamas quemaron varias viviendas, que el Gobierno regional todavía no cifró, provocaron varias evacuaciones y el cierre de dos carreteras.