El finado Ron Santo, estelar antesalista de los Cachorros de Chicago y posteriormente comentarista para el equipo, ingresó el domingo al Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

Su viuda, Vicki, dio un emotivo discurso que terminó con la frase: "Este no es un día triste. Es un gran día. Estoy segura de que Ronnie está celebrando en este momento".

Santo falleció de cáncer de vejiga en diciembre de 2010.

En San Luis, los jugadores de los Cachorros rindieron tributo a Santo al golpear sus talones juntos mientras saltaban sobre la línea de la tercera base para dar inicio al partido.