El ataque a tiros que dejó 12 muertos y decenas de heridos en un complejo de cines constituyó un acto "calculado y deliberado", y su autor recibió las armas, municiones y herramientas para perpetrarlo con meses de anticipación, informó el sábado la policía.

Con el mismo cuidado con el que se armó para la batalla, el presunto atacante James Holmes colocó trampas explosivas en su apartamento, que tenían la intención de matar a los agentes que llegaran a investigar.

"¿Creen que estamos furiosos? Desde luego que estamos endemoniadamente furiosos", dijo el jefe policial de Aurora, Dan Oates. Las autoridades siguieron trabajando el sábado en busca de retirar material explosivo peligroso del interior del apartamento de James Holmes en los suburbios de Denver.

Esos explosivos habrían matado "a quien entrara", enfatizó Oates, quien dijo que sus agentes pudieron haber sido las víctimas.

Las autoridades federales detonaron un explosivo pequeño y desactivaron otro en el interior de la vivienda de Holmes cerca de Denver, mediante un dispositivo que emite una onda de choque y lanza agua, dijo un funcionario a The Associated Press. La persona solicitó permanecer en el anonimato, tras señalar que estaba en curso la investigación sobre la matanza.

En el apartamento de Holmes había al parecer tres tipos de explosivos — frascos llenos de catalizadores químicos, que estallarían al mezclarse, y más de 30 "granadas improvisadas" — dijo el funcionario.

Oates dijo que Holmes había preparado el ataque durante meses.

"Sabemos que él recibió un alto volumen de paquetes en su trabajo y en su vivienda. Pensamos que esto explica cómo se hizo de la cartuchera y de las municiones", dijo. "Pensamos también que esto comienza a explicar la forma en que él obtuvo el material que tenía en su apartamento... Lo que vemos aquí es la evidencia de un acto calculado y deliberado".

El agente especial del FBI, James Yacone, dijo que, si bien la mayoría de los explosivos se retiró o detonó en el apartamento, "la amenaza no se ha eliminado por completo".

"Era un ambiente extremadamente peligroso", dijo Yacone.

Varios altares improvisados surgieron en memoria de las 12 víctimas fatales, incluidos una niña de 6 años, un marinero estadounidense, un aspirante a locutor deportivo y un hombre que festejaba sus 27 años, luego de que la policía fue de puerta en puerta con una lista de las personas fallecidas en uno de los peores ataques colectivos a tiros en la historia contemporánea de Estados Unidos.

Holmes, de 24 años, fue detenido en los primeros momentos del viernes en las afueras del cine de Aurora donde, según los testigos, arrojó botes de un gas y disparó indiscriminadamente contra las personas que asistían a la función de medianoche de la nueva película de Batman, "The Dark Knight Rises".

Las autoridades federales afirmaron en un boletín obtenido por The Associated Press que todavía no han determinado el motivo del sospechoso, mientras las familias de víctimas estaban desconsoladas y otras esperaban en los hospitales donde siete de los casi 58 heridos seguían el sábado en estado crítico, con lesiones que podrían ser permanentes.

En su mensaje sabatino de radio, el presidente Barack Obama apremió a los estadounidenses a orar "por las víctimas de esta terrible tragedia, por la gente que las conocía y las amaba, por todos aquellos que siguen luchando para recuperarse".

El supuesto autor de la matanza ocurrida la víspera en un cine instaló trampas en su apartamento con la intención específica de matar al agente que acudiera a investigar, en cuanto abriera la puerta, dijo el sábado el jefe policial de Aurora.

"Estamos seguros de eso, y nos sentimos furiosos", dijo el jefe Dan Oates.

Los detalles sobre las víctimas comenzaron a surgir el sábado. La más joven, Veronica Moser, de 6 años, había ido al cine con su madre, quien permanecía semiconsciente en la unidad de terapia intensiva de un hospital, con disparos en la garganta y el abdomen.

"Nadie puede decirle la verdad", dijo Annie Dalton acerca de su tía Ashley Moser. "Se encuentra en estado crítico pero sólo pregunta por su hija".

Veronica había comenzado recién a tomar lecciones de natación el martes, recordó Dalton.

"Estaba emocionada por la vida, como es normal en una niña de 6 años", dijo Dalton.

Otra víctima fue Micayla Medek, de 23 años, dijo Anita Busch, tía de la joven. La familia se resintió de la dura noticia, pero tuvo cierto alivio al conocer el destino de Medek luego de horas de angustia, expresó Busch.

"Espero que este acto malvado, que este hombre malvado no sacuda la fe de la gente en Dios", expresó.

El jefe de la policía de Aurora, Daniel Oates, informó que Holmes utilizó un fusil semiautomático de asalto, de tipo militar, una escopeta y una pistola para dispararle inesperadamente a los espectadores. Holmes compró las armas en armerías locales en los dos últimos meses. También recientemente adquirió 6.000 cartuchos en internet, agregó.

El sospechoso tiene un excelente expediente académico y una actitud tímida, además de que carece de antecedentes penales, lo cual vuelve más difícil de entender el ataque.

Siguen desconociéndose los motivos del sospechoso para cometer el ataque en un cine. Tampoco se sabe si intentó darle un giro siniestro y simbólico con las escenas violentas del filme.

Los estudios Warner Bros. anunciaron que se abstendrán hasta el lunes de comunicar los acostumbrados reportes de ganancias por respeto a las víctimas. Sony, Disney y Universal también dijeron que demorarán los informes de los ingresos en taquilla hasta el lunes, un día después de la fecha tradicional del lunes.

___

Los periodistas de la AP, Kristen Wyatt, Steven K. Paulson, Iván Moreno, P. Solomon Banda, en Aurora; Dan Elliott, Nick Riccardi y Colleen Slevin, en Denver; Tom Hays, Monika Mathur y Jennifer Farrar, en Nueva York; Brian Skoloff, en Salt Lake City, así como Alicia A. Caldwell y Eileen Sullivan, in Washington, contribuyeron con este despacho.