Al menos tres miembros de una milicia antitalibán murieron y otros siete resultaron heridos hoy por la explosión de una bomba al paso del autobús que los transportaba en el noroeste de Pakistán, informaron fuentes policiales.

El atentado tuvo lugar en el distrito de Alto Dir, en la conflictiva provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa, cuando el artefacto explosivo fue activado por control remoto al paso del vehículo, según recogieron los medios locales Geo y Express Tribune.

De inmediato los heridos fueron trasladados al hospital más cercano mientras la policía acordonaba la zona.

Las milicias antitalibanes cuentan a menudo con el apoyo del Gobierno paquistaní, pero son en realidad grupos autóctonos, en ocasiones sin mucho entrenamiento, que intentan resistir el avance talibán.

En la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa es frecuente la colocación de artefactos en las vías terrestres que se detonan al paso de vehículos, aunque no son tan habituales como en Afganistán.

Según un estudio del Instituto de Pakistán para Estudios de Paz, el número de muertos por terrorismo en 2011 fue de 2.391.