Al menos tres miembros de las fuerzas de seguridad afganas y seis talibanes han muerto durante un ataque insurgente a un puesto de control de la policía en la provincia de Nimroz, en el sur de Afganistán, dijo hoy a Efe una fuente policial.

El enfrentamiento tuvo lugar anoche en el distrito de Dilaram, en un puesto de control muy próximo a los cuarteles generales de la policía, afirmó el jefe de seguridad de la región, Mohamed Musa Rasouli.

"Hubo más muertos entre los talibanes, pero tan sólo encontramos seis cuerpos tras la batalla", explicó Musa Rasouli, que añadió que los insurgentes habrían cargado con los cadáveres de los otros fallecidos durante la huida.

Un portavoz talibán, Mohamed Yusuf Ahmadi, relató a Efe, en cambio, que la policía sufrió un mayor número de víctimas en la ofensiva talibán, pero no pudo precisar cuántos miembros de las fuerzas de seguridad afganas perecieron.

Los incidentes violentos son habituales en la mayor parte del territorio afgano, aunque más frecuentes en el sur y este fronterizos con Pakistán, donde predomina la etnia pastún, la mayoritaria entre los talibanes.