El juez de la Audiencia Nacional de España Javier Gómez Bermúdez comenzó hoy el interrogatorio de los tres miembros del grupo terrorista GRAPO detenidos el jueves en el sur del país por el secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón en 1995.

Se trata de Vicente Sarasa Cecilio, arrestado en Cádiz, de José Antonio Ramón Teijelo y de Manuela Ontanilla Galán, ambos detenidos en Sevilla, y que llegaron a tener labores de dirección en la organización terrorista en la década de los años noventa.

Los tres "grapos" llegaron a las dependencias judiciales situadas en el centro de Madrid a primera hora de la mañana, pero no comenzaron a prestar declaración ante el juez hasta pasado el mediodía.

Hoy no pasará por el Juzgado María Victoria Gómez Méndez, relacionada con el caso y detenida ayer en el centro penitenciario de Cáceres (oeste), en la que se encuentra interna desde el año 2000, cuando fue arrestada en Francia por pertenencia a organización terrorista y por su participación en varios atentados y ataques a furgones blindados llevados a cabo por los GRAPO.

El empresario español Publio Cordón Munilla fue secuestrado por los GRAPO el 27 de junio de 1995 cuando practicaba deporte en los alrededores de su casa en la ciudad de Zaragoza (noreste).

Mes y medio después la familia pagó en París un rescate a los secuestradores, pero el empresario no apareció y su paradero se convirtió en un misterio que generó numerosas hipótesis y no pudo ser esclarecido.

Ayer, el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, desveló que Cordón falleció 15 ó 16 días después de su secuestro como consecuencia de las heridas que sufrió al caer por una ventana de la casa de dos plantas donde se encontraba retenido, en Lyon (Francia), cuando intentaba huir.

También dijo que la Guardia Civil española localizó esa casa, donde Cordón estuvo encerrado en un "armario zulo (escondite) cerrado con una cadena".

El ministro del Interior aseguró que con estas cuatro últimas detenciones, junto a las realizadas años atrás de la cúpula de los GRAPO se ha terminado de arrestar a todos los terroristas que de una forma u otra participaron en el secuestro y muerte de Cordón.

Fernández Díaz confió ayer en que los cuatro detenidos colaboren y digan exactamente dónde está enterrado el cadáver del empresario -que según todos los indicios podría localizarse en el Mont Ventoux, en la Provenza francesa-, dato esencial para conocer las exactas circunstancias de su muerte.

El titular de Interior desveló además que en la inhumación de Cordón participaron tres terroristas, entre ellos Teijelo, Gómez Méndez y una tercera persona de la que no reveló su identidad.

Ambos terroristas custodiaron a Cordón en la vivienda alquilada en Lyon por el propio Teijelo con documentación falsa y la acondicionaron para el secuestro del empresario que, recordó el ministro, vivió en unas "condiciones inhumanas".

Los GRAPO, Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, es una organización terrorista surgida en 1975, como brazo armado del Partido Comunista de España-Reconstituido (PCE-r) que procedía de la Organización de Marxistas Leninistas Españoles (OMLE).

En sus 30 años de actividad asesinó a 88 personas y perpetró secuestros de gran repercusión y numerosos atracos.

El 6 de diciembre de 2001 Estados Unidos incluyó a la banda en su lista de organizaciones terroristas y el 27 de ese mes la Unión Europea también la incorporó a su relación.

En la actualidad se la considera una banda terrorista casi residual, aunque tras haber sido desarticulada en varias ocasiones volvió a reaparecer.