El jardinero venezolano Carlos González se encargó de poner el poder entre los bates latinoamericanos, y castigó a sus rivales con un grand slam.

González pegó batazo de cuatro esquinas teniendo la casa llena, pero los Rockies de Colorado perdieron 5-9 ante los Padres de San Diego, para quienes el receptor cubano Yasmani Grandal se voló la barda.

González (19) representó el poder de los bates de la novena de Colorado, y conectó grand slam en el tercer episodio.

El venezolano enfrentó los lanzamientos del abridor Jason Marquis y le cazó la serpentina para botarle la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo, teniendo la casa llena y un out en la entrada.

Por los Padres, Grandal (5) también hizo sonar el bate en el tercer episodio con un corredor en los senderos al descifrar los lanzamientos del abridor Drew Pomeranz cuando no tenía "outs"

Si González brilló con su grand slam, el dominicano Robinson Canó consiguió su vuelacercas 22, también en la derrota de los Yanquis por 2-3 contra los Atléticos de Oakland.

Canó (22) lo hizo en el noveno episodio en respuesta a los envíos de Cook, a quien le sacó la pelota del campo sin corredores en los senderos.

Mientras que en el camino del triunfo, el antesalista dominicano Pedro Álvarez siguió explosivo para los Piratas de Pittsburgh, que vencieron 4-3 a los Marlins de Miami.

Álvarez (20) pegó en el cuarto episodio jonrón solitario ante los servicios del abridor Ricky Nolasco.

Por los Marlins, el parador en corto dominicano José Reyes (5) castigó con batazo de cuatro esquinas en el primer episodio, sin gente por delante.

El guardabosques dominicano Alejandro de Aza logró cuadrangular contra los Tigres de Detroit, que vencieron 4-2 a su equipo de los Medias Blancas de Chicago.

De Aza (6) pegó batazo de cuatro esquinas en el tercer episodio con un corredor en los senderos ante el abridor Justin Verlander.

Con equipo perdedor, el bateador emergente dominicano Jordany Valdespín mandó la pelota a la calle, pero los Mets de Nueva York perdieron 6-7 contra los Dodgers de Los Ángeles.

Valdespín (6) se voló la barda en el séptimo episodio, con un corredor en el camino en castigo al relevo Shawn Tolleson, a quien le desapareció la pelota del campo, cuando la pizarra marcaba un out en la entrada.

Por los Dodgers, el parador en corto mexicano Luis Cruz (1) apoyó con vuelacercas en la tercera entrada.

Cruz se voló la barda contra el abridor venezolano Johan Santana llevando a un corredor por delante, cuando el serpentinero trataba de sacar apenas el primer out.

El parador en corto venezolano Elvis Andrus también jonroneó en la derrota de los Vigilantes de Texas por 1-6 contra los Angelinos de Los Ángeles.

Andrus (2) castigó con batazo de cuatro esquinas a los Angelinos al sacar la pelota del campo sin corredores en el camino y un out en el primer episodio.

Otro pelotero que consiguió su primer vuelacercas fue el guardabosques dominicano Carlos Peguero para los Marineros de Seattle, que perdieron 3-4 contra los Rays de Tampa Bay.

Peguero (1) se voló la barda en el séptimo episodio, con un corredor en circulación.

Para Peguero fue su primer jonrón, al conectar ante los lanzamientos del abridor James Shields cuando había un corredor en circulación y un out en la entrada.

En el montículo, el abridor mexicano Miguel González se apuntó el triunfo de los Orioles de Baltimore, que vencieron 10-2 a los Indios de Cleveland.

González (2-1) trabajó seis entradas y dos tercios, permitió siete imparables, dos jonrones, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche para acreditarse la victoria.

El mexicano puso bajo control a 28 enemigos con 114 lanzamientos, 79 fueron perfectos, y dejó en 2,61 su promedio de efectividad.

Por los Indios el parador en corto venezolano Asdrubal Cabrera (12) pegó cuadrangular en el primer episodio, sin corredores en el camino

Cabrera conectó de vuelta entera contra González, cuando había un out en el episodio.

El cerrador cubano Aroldis Chapman se acreditó el rescate de los Rojos de Cincinnati, que vencieron 3-1 a los Cerveceros de Milwaukee.

Chapman (16) lanzó la última entrada para acreditarse el rescate, ponchando a dos.