Un fuerte sismo ocurrió el sábado frente a la costa oriental de Nueva Zelanda, pero no hubo reporte de víctimas ni daños.

El Instituto Geológico de Estados Unidos dijo que el sismo, de 5,8 de intensidad, tuvo su epicentro frente a la Isla Norte a una profundidad de 20 kilómetros (12 millas).

Nueva Zelanda es propensa a terremotos. En febrero del 2011, un violento sismo en Christchurch mató a 185 personas y destruyó gran parte del centro de la ciudad.