El Comité Olímpico Internacional despojó el sábado a la corredora estadounidense Crystal Cox de su medalla de oro en los relevos 4x400 de los Juegos Olímpicos de Atlanta por dopaje, pero aplazó la decisión de si cabe descalificar a todo el equipo.

Cox admitió en el 2010 haber usado esteroides anabólicos y aceptó una suspensión de cuatro años y la descalificación de sus resultados del 2001 al 2004. La junta ejecutiva del COI descalificó formalmente a la atleta y la despojó de su medalla de oro.

Pero el COI no tomó ninguna medida sobre la victoria del equipo estadounidense, que sigue en pie por ahora.

El organismo olímpico dijo que depende de las reglas de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo descalificar o no al equipo estadounidense.

Cox corrió en las preliminares de los relevos. Sanya Richards corrió en la final junto con Dee Dee Trotter, Monique Henderson y Monique Hennegan.

Según las reglas internacionales, todo el equipo de relevos puede ser descalificado debido al dopaje de un miembro, aun un miembro alterno. Pero el vocero del COI Mark Adams dijo que no estaba en claro si las reglas de la Asociación estaban en vigencia en ese entonces.

Si Estados Unidos es depojado de la victoria, Rusia pasaría de plata a oro y Jamaica de bronce a plata.