El Banco Europeo de Inversión (BEI) acordó hoy reanudar la financiación a Grecia y conceder al país un préstamo de 1.440 millones de euros, que entregará en diversos tramos desde el próximo otoño hasta 2015.

El acuerdo fue anunciado en Atenas por el presidente del BEI, Werner Hoyer, y el ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, tras una reunión en la que negociaron las condiciones del préstamo.

"Hemos resuelto un problema serio", comentó Hoyer, al agregar que "en un periodo difícil facilitaremos las inversiones a sectores estratégicos de la economía, como es la energía".

"Hoy alcanzamos un acuerdo importante con el BEI para que el éste reanude la financiación de la economía griega", declaró, por su parte, Sturnaras.

Una parte de este dinero será destinada a un fondo de garantías para financiar a pequeñas empresas y el resto se usará para obras de infraestructuras importantes.

Para facilitar estos préstamos a comienzos del año la Comisión Europea aceptó desbloquear 1.500 millones de euros de los fondos del Marco de Referencia de la Estrategia Nacional, que servirán al BEI como garantía para acordar los créditos a Grecia.

El BEI se había negado a ceder los préstamos porque exigía introducir una cláusula que obligaba a Grecia devolver el préstamo en euros en el caso que el país saliera de la eurozona.

El primer tramo de esos préstamos, de 600 millones euros, será entregado hasta enero de 2013, otro de 400 millones en 2013 y el tercer tramo, de 440 millones, se distribuirá entre enero de 2014 y diciembre de 2015.

Además de las inversiones en energía, el BEI prevé financiar cuatro autopistas de concesión, cuya construcción permanece bloqueada desde finales de 2010 por falta de fondos.

En dos de estos proyectos participan los grupos españoles Ferrovial con su filial Cintra y ACS.