Dos personas han muerto y otras dos están dadas por desaparecidas debido a las inundaciones que la depresión tropical "Ferdie" ha causado en el norte de Filipinas, informaron hoy fuentes oficiales.

Los fallecidos son un hombre de 31 años que se ahogó en Lumban, en la provincia de Laguna, y otro de 35 años que murió en la aldea de San Isidro, en la provincia de La Unión, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Prevención y Respuesta de Desastres citados por la cadena de televisión GMA.

Los desaparecidos son un niño de seis años, de La Unión, y un vecino de la localidad de Cainta, en Laguna.

"Ferdie" ha dejado anegadas amplias zonas de Manila, donde las clases del sábado han sido suspendidas.

El portavoz de la Presidencia del país, Edwin Lacierda, indicó que el presidente Benigno Aquino "sigue la situación de cerca" y recordó a la población que habita en las "zonas rojas" que esté atenta y adopte las precauciones necesarias.

La depresión tropical, formada por vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y acompañada de copiosas precipitaciones, terminará de atravesar hoy el norte de Filipinas en dirección China.

Entre 15 y 20 tifones afectan al archipiélago filipino todos los años durante la estación lluviosa, que comienza en junio y concluye en noviembre, por lo general.