China apeló contra la conclusión de un panel de la Organización Mundial de Comercio, de que Beijing imponía de manera injusta aranceles a productos acereros estadounidenses de alta tecnología.

El Ministerio de Comercio de China informó en un comunicado que difundió el viernes por la noche en su página de internet que el informe del panel, emitido en junio, no interpretaba de manera adecuada las normas pertinentes. China solicitó la revisión del informe al organismo de apelaciones de la OMC.

Estados Unidos presentó en 2010 un queja contra los aranceles que China aplicó al acero eléctrico en lámina plana de grano orientado.

China dijo que los impuso porque consideraba un equivalente a subsidios las disposiciones de la ley "Buy American" y de las leyes gubernamental y estatal de adquisiciones que favorecen a los fabricantes nacionales.

Washington ha sido firme en la presentación de quejas contra China ante la OMC y Beijing a menudo las impugna, en momentos que los gobiernos intentan impulsar las exportaciones de sus países en medio de un contracción de la demanda global.

De acuerdo con las reglas de la OMC, los países pueden imponer aranceles punitivos para compensar los daños derivados de subsidios y "dumping" — la venta de productos abajo del valor de mercado.

Sin embargo, Estados Unidos sostiene que en éste y otros casos, China ha utilizado esas medidas de una manera injusta y como represalia en perjuicio de los exportadores estadounidenses.

El informe de la comisión de la OMC, si no es impugnado, se convertirá en fallo o recomendación antes de 60 días. El organismo que atiende las apelaciones puede ratificar el contenido del documento, modificarlo o reservarse los hallazgos y las conclusiones jurídicas del panel.