Un contingente de 1.500 policías, formado por agentes a caballo y en camiones antidisturbios, desalojó hoy a 2.000 personas que habían ocupado un terreno desocupado en el distrito de Ventanilla, al norte de Lima.

Las personas habían llegado el pasado miércoles al terreno de 70.000 metros cuadrados, presuntamente alentadas por traficantes de tierras, y desde entonces se habían enfrentado con la policía que intentó inicialmente sacarlos del lugar.

El numeroso contingente policial llegó hoy al terreno cerca a un asentamiento humano de Ventanilla armado con bombas lacrimógenas y pistolas con las que hicieron disparos al aire para dispersarlos.

A raíz del enfrentamiento, se reportaron al menos dos heridos, uno por los invasores y otro por la policía.

La televisión local mostró las imágenes en las cuales se ve la detención de varias personas y el sobrevuelo de un helicóptero, mientras que los policías subían el cerro a caballo para desalojar a los pobladores.