La industria del cine se estremecía de consternación por el tiroteo mortal en Colorado durante una función de medianoche de "The Dark Knight Rises" ("El Caballero de la Noche asciende"), cuando una de las películas más esperadas del año se vio enredada en una tragedia horripilante.

La balacera del viernes, que dejó 12 muertos y por lo menos 50 heridos en un cine en Aurora, Colorado, resonó por toda Hollywood y afectó unos planes de estreno global cuidadosamente programados. Warner Bros. rápidamente canceló una premiere en París y entrevistas con parte del reparto en Francia.

"Warner Bros. y los realizadores estamos profundamente entristecidos con la noticia de este espeluznante incidente", dijo la casa productora en un comunicado. "Extendemos nuestras oraciones y más profundas condolencias a las víctimas, sus seres queridos y aquellos afectados por esta tragedia".

El estudio reaccionó rápidamente a la tragedia. Dan Fellman, jefe de distribución de Warner Bros, dijo que estaba despierto desde las 4 a.m. haciendo llamadas.

"Todo el mundo está muy triste con este suceso. Obviamente esperábamos celebrar una ocasión muy feliz para nosotros", expresó Fellman. "Es un modo muy difícil de empezar. Ahora estamos más preocupados por el bienestar de aquellos que resultaron heridos, por supuesto".

El estudio no hizo más comentarios ni dijo si se cancelarían más funciones o si se tomaría algún tipo de precaución. El director Christopher Nolan y el actor Christian Bale no respondieron de inmediato solicitudes de comentarios.

Cinemark Holdings, Inc., la cadena propietaria del teatro donde ocurrió el tiroteo, dijo que estaba profundamente triste por la tragedia.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas, sus familias y seres queridos, nuestros empleados y la comunidad de Aurora. Estamos agradecidos por la pronta y profesional reacción de todos los agentes locales del orden y personal de emergencia. Cinemark está trabajando de cerca con el Departamento de Policía de Aurora y las autoridades locales", dijo la compañía.

Las salas de cine alrededor del país continuaron exhibiendo la cinta el viernes como tenían previsto.

Tras la balacera, empero, "El Caballero de la Noche asciende" y las películas previas de Batman, con sus temas oscuros y énfasis en el terrorismo, seguramente serán fuertemente escudriñadas. La oferta de funciones de medianoche de cintas que se anticipa serán grandes éxitos de taquilla también podría ponerse en entredicho.

La Asociacion Nacional de Propietarios de Teatros emitió un comunicado ofreciéndole su "afecto y oraciones" a las víctimas. La asociación dijo que "la seguridad de los clientes es y seguirá siendo una prioridad para los dueños de los teatros", y agregó que el grupo trabajaría de cerca con las autoridades y revisaría los procedimientos de seguridad.

"Compartimos el shock y la tristeza de todos en la comunidad del cine ante la noticia de este terrible acontecimiento", dijo el senador Chris Dodd, director ejecutivo de la Asociación de Cine de Estados Unidos. "Le extendemos nuestras oraciones y más profundas condolencias a las víctimas, sus seres queridos y todos aquellos afectados por esta tragedia".

Las expectativas para "El Caballero de la Noche asciende" eran que marcaría un nuevo récord de taquilla en su fin de semana de estreno. La entrega previa, "El Caballero de la Noche", facturó entonces una marca de 158,4 millones de dólares los primeros tres días, incluyendo 18,5 millones en funciones de medianoche.

Fellman dijo que el estudio planea emitir el viernes los primeros resultados de taquilla de los casi 3.700 teatros en Estados Unidos que comenzaron a exhibir la cinta a medianoche. El filme se expandió a su total de 4.404 cines del país el viernes.

Paul Dergarabedian, un analista de Hollywood.com que se especializa en taquilla, se abstuvo de hacer conjeturas sobre el efecto que la tragedia tendrá sobre el desempeño del filme el fin de semana. Pero algunos cinéfilos ya están repensando sus planes.

Christine Cooley, quien trabaja para la Universidad de Florida cerca de Tampa, Florida, dijo que ella y su hija de 15 años quedaron consternadas con la noticia el viernes por la mañana.

"Su reacción inmediata fue, 'No vuelvo a pisar un cine más nunca. ¿Para qué voy a ir a un lugar nerviosa de que alguien pueda hacerme daño si puedo esperar seis meses y verla en la seguridad de mi casa?'''.

Cooley dijo que intentó explicarle a su hija que se trató de un incidente aislado. "Pero la entiendo", acotó. "¿Para qué arriesgarse?"

___

Los corresponsales de AP David Germain y Christy Lemire contribuyeron con este reporte desde Los Angeles. También colaboró Mitch Stacy, en Columbus, Ohio.