Seis personas perdieron la vida en dos ataques distintos en la ciudad septentrional nigeriana de Maiduguri, informó hoy el diario local "Vanguard".

En el primero de los ataques, acontecido ayer, al menos cuatro comerciantes fueron asesinados a tiros en el Mercado Monday de Maiduguri, el más grande de la ciudad, lo que provocó la huida de muchas personas que realizaban sus compras previas al ramadán.

El gerente del mercado, Alhaji Ajiya Terrab, citado hoy por el periódico nigeriano, precisó que varios individuos armados atacaron el lugar y causaron cuatro muertos y dos heridos.

Por el momento, ningún grupo se ha responsabilizado del ataque, aunque el proceder coincide con el utilizado en otras ocasiones por el grupo radical islámico Boko Haram, cuya plaza fuerte es precisamente Maiduguri.

En el segundo incidente, dos personas murieron cuando miembros de la Fuerza de Acción Conjunta desplegados en la ciudad se enfrentaron con supuestos miembros de Boko Haram en el barrio de Gambouru, en Maiduguri.

Testigos citados por el rotativo nigeriano dijeron que el enfrentamiento sucedió cuando los individuos armados atacaron un vehículo de los militares.

"Tuvimos que correr para salvarnos, ya que los disparos venían de todas partes", aseguró un testigo que solicitó el anonimato.

Estos ataques ocurrieron apenas un día después de que el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, levantara el estado de emergencia -impuesto el pasado diciembre- en algunas partes del estado de Borno (del que Maiduguri es capital).

Desde 2009, Nigeria ha sufrido incesantes atentados y ataques de Boko Haram -cuyo nombre significa "la educación no islámica es pecado" en lenguas locales- que han ocasionado más de 1.200 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.