El actor Edward Norton afirmó hoy que en EE.UU. "debería haber una conversación profunda" sobre el derecho a la tenencia y uso de armas, al referirse al tiroteo ocurrido esta mañana en un cine de Aurora (Colorado).

"Lo más inmediato es expresar el dolor y la tristeza por las pérdidas sufridas y el terror del que esas personas han sido víctimas", dijo en entrevista con Efe el actor, respecto al tiroteo que dejó 12 muertos y medio centenar de heridos.

"Estas cosas ocurren con demasiada frecuencia desgraciadamente y la deconstrucción, el explicar por qué ha ocurrido, llegará más tarde. Pero hay que evaluar por qué suceden estas cosas. Es una conversación habitual en este país, creo debería ser más profunda", manifestó Norton, de 42 años, durante la jornada de entrevistas por el estreno de la película "The Bourne Legacy".

"Parece que vivimos sin querer darnos cuenta de la realidad. Esto no ocurre en muchos otros países. Hay algo ahí a lo que no estamos haciendo frente", indicó el actor.

Se considera que el tiroteo es el peor desde la matanza en 2007 de 33 estudiantes en la Universidad Virginia Tech. Se produjo a tan solo 20 kilómetros del lugar de la masacre del instituto de Columbine, donde en 1999 dos alumnos mataron a 13 personas antes de suicidarse.

El incidente ocurrió en el complejo Century 16, que tiene 16 salas de cine, durante el estreno de la película "The Dark Knight Rises", de la saga de Batman, al que habían acudido centenares de personas, muchas de ellas, niños.

El sospechoso fue identificado por las autoridades federales como James Holmes, un joven de 24 años, de raza blanca, que se había mudado a Colorado desde San Diego (California) para obtener un doctorado en neurociencia.

Holmes utilizó dos revólveres Glock del calibre 40, de los cuales al menos uno fue usado durante el tiroteo, junto a una escopeta Remington 870, uno de los modelos más populares en Estados Unidos, y un rifle Smith & Wesson tipo AR-15, considerado un "rifle de asalto".

Todas las armas y municiones fueron adquiridas de manera legal por el sospechoso, según confirmó durante una rueda de prensa el jefe de la policía de Aurora, Dan Oates.