Millones de musulmanes comenzaron a ayunar el viernes al inicio del mes sagrado del ramadán en Indonesia y Tailandia, donde la ocasión se vio ensombrecida por dos bombas que mataron a una persona e hirieron a siete.

El grupo Muhammadiyah, la segunda mayor organización musulmana en Indonesia, le dijo a sus 30 millones de seguidores que el Ramadán comienza el viernes. El gobierno, sin embargo, declaró que el inicio oficial es el sábado, cuando la mayoría de los 190 millones restantes de indonesios van a comenzar el ayuno anual desde la salida hasta la puesta del sol por un mes.

Musulmanes en Tailandia, un país predominantemente budista, también comenzaron el Ramadán el viernes, mientras que en Malasia, Bangladesh e India comenzará el sábado o el domingo.

Ramadán es celebrado por musulmanes en todo el mundo. Es un período dedicado al ayuno, oraciones y buenas obras. El mes sagrado culmina con el feriado de tres días de Eid al-Fitr.

Los musulmanes creen que Dios reveló los primeros versículos de su libro sagrado, el Corán, al profeta Mahoma durante el Ramadán, el inicio del cual es determinado por el avistamiento de la luna nueva. El calendario lunar musulmán se retrasa a lo largo de las estaciones, por lo que el Ramadán comienza 11 días antes cada año bajo el calendario occidental.

Pero el mes sagrado tuvo un inicio de mal augurio en el sur de Tailandia, donde la mayoría e los musulmanes tailandeses viven en medio de una insurgencia por autonomía. Un coche-bomba estalló por la mañana, enviando una columna de humo negro sobre una fila de edificios de cuatro pisos en un área comercial de Sungai Kolok, en la provincia de Narathiwat.

Varios negocios y residencias se incendiaron, dijo el capitán de la policía coronel Maitree Chimcherd. Dijo que siete personas resultaron heridas, incluyendo cuatro que se vieron atrapadas en el techo de un edificio en llamas.

Maitree responsabilizó a un grupo de extremistas musulmanes por el ataque, realizado con una bomba casera oculta en una camioneta que estaba estacionada frente a una tienda de computadoras.

El jueves por la noche, una bomba al pie de un camino mató a un aldeano e hirió a su acompañante mientras cazaban ardillas en los bosques de la provincia de Yala, dijo el coronel de la policía Wichai Jaengsakul.

Aún así, residentes de las provincias de Narathiwat, Yala y Pattani acudieron a los mercados locales el viernes en busca de frutas frescas y secas para consumirlas con la puesta del sol, al concluir el primer día de ayuno.

Usualmente, diferentes países tienen diferentes fechas para el inicio del Ramadán a causa de las diversas maneras de calcular cuándo es vista la luna creciente. A veces existen diferencias incluso entre varios grupos musulmanes en un mismo país.

La turbulencia política en Siria también puso de relieve las divergencias para el inicio del Ramadán: el gobierno dijo que sería el sábado, mientras que la oposición representada por el Consejo Nacional Sirio dijo que el viernes.