La crisis de la deuda en Europa llegó a Italia, dijo el viernes el primer ministro italiano, Mario Monti, y afirmó que el país debe evitar un rescate financiero.

La perturbación financiera ha reducido la confianza en el proyecto de la moneda única del euro, dijo Monti en rueda de prensa.

El primer ministro enfatizó que Italia no necesita nuevas medidas presupuestarias para elevar los ingresos y componer las finanzas públicas.

El costo de los préstamos para Italia ha aumentado en las últimas semanas ante el temor de que el gobierno no pueda sobrellevar la enorme carga de su deuda. El rendimiento del bono a 10 años se incrementó el viernes en 0,23 puntos porcentuales a 6,13%.