El Gobierno de Paraguay pidió hoy medidas de urgencia al Tribunal Permanente de Revisión (TPR) del Mercosur, que estudia la demanda presentada por este país contra su suspensión temporal y la inclusión de Venezuela.

"Esta mañana hemos presentado un nuevo escrito juntando otros aspectos procesales y solicitando algunas medidas de urgencia", dijo el canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, en alusión a la demanda presentada en el TPR el 9 de julio.

"Esperamos en cualquier momento el resultado", auguró el canciller en la habitual rueda de prensa que el nuevo presidente paraguayo, Federico Franco, ofrece junto a varios de sus ministros cada dos semanas.

Estigarribia no ofreció detalles sobre las nuevas medidas planteadas al TPR, organismo cuya sede se encuentra en Asunción.

El TPR admitió a trámite el lunes pasado el recurso planteado por Paraguay y tiene plazo hasta el domingo para expedirse sobre el asunto, según confirmó en su día un asesor legal de la Cancillería.

Paraguay, que también fue suspendido de la Unasur, recurrió a esa instancia tras ser sancionado por Argentina, Brasil y Uruguay, que consideran que el país sufrió un "quiebre democrático" con la destitución del presidente Fernando Lugo y la asunción de su vicepresidente, Federico Franco, el 22 de junio pasado.

Esa situación también motivó la visita de misiones de observación del Parlamento Europeo (PE) y de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo Consejo Permanente escuchó el pasado día 10 el informe de la delegación y la elevó a consultas.

"En el marco de la OEA, estamos esperando que el presidente del Consejo convoque a sesión, puede ser en cualquier momento. Hasta este momento, los países que intentan una sanción a Paraguay no han logrado la mayoría necesaria y hoy hacemos votos para que eso continúe", se congratuló Estigarribia.

El Ejecutivo de Franco ha cifrado sus esperanzas de romper su aislamiento internacional tanto en la decisión que pueda tomar la OEA como la misión del PE, que concluyó el miércoles último y que pidió a Paraguay evitar "una escalada de tensión" con los vecinos del Mercosur.

"La Cancillería ha quedado satisfecha con el resultado de la misión del PE y sobre todo con los términos del comunicado que han emitido al concluir la misma", mencionó el canciller.

Consideró, además, que "como en todo grupo democrático, hubo opiniones disidentes absolutamente minoritarias", en alusión a los eurodiputados que condenaron la destitución de Lugo.

"La mayoría de la comisión comprobó lo que venimos diciendo que pasa en Paraguay y las recomendaciones son aceptables", insistió.

También elogió la posibilidad de que la Unión Europea envíe una misión de observación para las elecciones generales del 21 de abril de 2013, en las que se elegirá al sucesor de Franco, cuyo mandato, que se había iniciado con Lugo, concluirá el 15 de agosto del año próximo.

Franco, por su parte, reiteró que con la suspensión en el Mercosur no se han registrado trabas económicas al país.

"Está demostrado que los países del Mercousr no tienen ninguna traba económica con Paraguay. Acá lo único que va a ocurrir es que el presidente de la República no va a ir a Buenos Aires, a Brasilia y Montevideo a participar de reuniones ni cócteles sociales", comentó.

"El resto de las relaciones (con el Mercosur) son absolutamente armónicas", aseguró.