El primer ministro italiano, Mario Monti, afirmó hoy que el efecto de contagio de los países de la zona euro con dificultades financieras hacia Italia comenzó hace ya tiempo, por lo que la prima de riesgo de la deuda de su país se ha reducido en los últimos meses de un modo "decepcionante".

En una rueda de prensa en Roma al término del Consejo de Ministros, el jefe del Ejecutivo fue preguntado sobre el hecho de que pueda contagiar a Italia la actual situación que vive España, con la necesidad de ayudas europeas para capitalizar su banca y la prima de riesgo en niveles máximos.

"El contagio está ya en curso y no desde hoy. Es difícil decir cuánto se debe a Grecia, a Irlanda, a Portugal o a la situación específica abierta por los bancos españoles, o por lo que parece emerger en la calles de Madrid", dijo Monti, en una comparecencia retransmitida en directo por televisión.

"El contagio es una perturbación que a través de los mercados golpea con una mayor incertidumbre y una menor confianza en la irreversibilidad del euro, y mayores tipos de interés en países que están en el mismo plano y que por razones históricas o estructurales no están sentados en el banquillo del núcleo central y sólido de la economía", agregó.

El jefe del Gobierno tecnócrata italiano, que llegó en noviembre al poder en sustitución de Silvio Berlusconi para poner en orden las cuentas del país, aseguró que, si no se hubieran dado "situaciones problemáticas" en otros países, los tipos de interés que Italia tiene que pagar ahora por su deuda ahora serían más bajos.

"El objetivo de Italia con nuestro Gobierno ha sido el de no ser sujeto activo de contagio de los demás y, al mismo tiempo, cooperar para que Europa se dote de instrumentos de lucha más eficaces contra el contagio", comentó.

Monti reconoció como un éxito de su labor de Gobierno el hecho de que la prima de riesgo de Italia, que se encuentra en torno a los 490 puntos básicos, sea menor que la que dejó Berlusconi en noviembre pasado, cuando además estaba por encima de la española en unos 60 puntos básicos (ahora unos 100 por debajo).

"Es una disminución ciertamente decepcionante y que me la habría esperado mucho mayor (...) España ha adquirido una importante relevancia en términos comparativos últimamente. Hay una marcha insatisfactoria de la prima de riesgo y de los tipos de interés, lo que es una carga para el Estado y las empresas", dijo.

Según el primer ministro italiano, hay dos factores clave, más allá del contagio de otros países, en el hecho de que su prima de riesgo siga siendo elevada: una "insuficiencia en la gobernanza de la eurozona" y en la aplicación de los acuerdos del Consejo Europeo de finales de junio pendientes aun de ratificación y la incertidumbre por el "cuadro político" en Italia.

Monti aseguró además de que su Ejecutivo no tiene intención de aprobar ningún otro plan de ajuste para lograr el objetivo de equilibrio presupuestario en 2013 y expresó su deseo de que se pueda mantener el actual sistema de paz social.

"Vivimos el mantenimiento del sistema social y espero que ese sentido de responsabilidad que hasta ahora ha prevalecido sobre las fuerzas sociales y sindicales, a diferencia de lo que estamos viendo en otros países como España, pueda continuar para no agravar una situación tan compleja", apuntó.

Monti negó que, como afirma hoy un periódico italiano, vaya a introducir un impuesto patrimonial por encima de los 250.000 euros y dijo además que no le sorprende que por ahora sus reformas no hayan dado frutos en términos de crecimiento económico, algo para lo que se necesitará tiempo.