El médico Roy Barreras y el experto en negocios internacionales Augusto Posada fueron elegidos hoy presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes respectivamente, tras las votaciones para escoger las dignidades del Congreso colombiano.

Los dos son miembros del Partido Social de Unidad Nacional, o de la "U", afín al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien instaló las sesiones ordinarias del Congreso 2012-2013.

Barreras, quien además estudió Filosofía y Letras, Administración y Sociología a nivel de Postgrado y una especialización en Derecho Público, defendió en su discurso de posesión "la autonomía y el respeto ente las tres ramas del poder".

Puntualizó que la "independencia y autonomía" no significan "hostilidad ni distanciamiento" del Gobierno y alentó al Ejecutivo a presentar reformas importantes para el país, entre ellas la tributaria y de pensiones.

Barreras, quien sucede a Juan Manuel Corzo, dijo que el Congreso debe recuperar la confianza la confianza del país, pues los niveles de aprobación del pueblo son de los más bajos en todos los tiempos.

Agregó que la reforma a la justicia, objetada por el presidente Santos, quien la devolvió al Congreso "por razones de constitucionalidad y conveniencia" fue "un error colectivo" que "echó por la borda todo un trabajo admirable y positivo de dos años de una tarea, de la cual podemos estar altamente orgullosos".

Al proyecto de reforma, impulsado por el presidente Santos, le fueron agregados en su fase de conciliación, artículos que beneficiaban a políticos y altos funcionarios del Estado, entre otros, lo que generó un escándalo en Colombia, que obligó al entonces ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra, a renunciar.

Por su lado, Posada, de 40 años, y quien reemplaza a Simón Gaviria, indicó que "el Congreso tiene la responsabilidad de convertirse en una fuente de luz, no de sombras; como hoy nos percibe la opinión pública".

Agregó que el presidente Santos tendrá en la Cámara de Representantes una cuerpo dispuesto a analizar con detenimiento cada iniciativa que llegue de su mano, pero también tendrá "unas contrapartes incisivas que tienen la firmeza de legislar con autonomía".

Dijo que trabajará sin descanso en la nueva legislatura para sacar adelante iniciativas que le den salidas a la incertidumbre que viven los integrantes de las Fuerzas Armadas porque no tienen seguridad jurídica.

"Este Congreso tiene que garantizar tranquilidad y confianza para nuestras fuerzas armadas, sin generar incertidumbre ni vacíos sobre la impunidad en violación a los derechos humanos", dijo Posada.