El Gobierno de Guatemala condenó hoy la matanza perpetrada en una sala de cine de Denver (EE.UU.) en la que fallecieron al menos doce personas y 59 más sufrieron heridas, y descartó que haya guatemaltecos entre las víctimas.

El Ministerio guatemalteco de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que "el Gobierno de Guatemala lamenta profundamente la balacera ocurrida en un cine ubicado en la ciudad de Aurora, Colorado, cerca de Denver".

Las autoridades del Departamento de Policía de Denver, agregó el comunicado, no han informado al Cónsul General de Guatemala en esa ciudad, Manuel Roldán Barillas, sobre la presencia de guatemaltecos entre las víctimas ni los heridos.

Según las autoridades, el supuesto autor de los disparos fue identificados como James Holmes, un joven de 24 años, de raza blanca y procedente del estado de Tennessee.