Las autoridades en al menos seis estados investigaban el viernes si un técnico de laboratorio acusado de infectar a 30 personas con hepatitis C en Nueva Hampshire expuso a previos pacientes a la enfermedad.

David Kwiatkowski, un ex técnico del Hospital Exeter, fue arrestado el jueves por la mañana en un hospital en Massachusetts donde está recibiendo tratamiento.

El fiscal federal John Kacavas dice que una vez Kwiatkowski, de 33 años, esté lo suficientemente bien como para ser dado de alta va a ser transferido a Nueva Hampshire para enfrentar cargos federales de drogas. Describió a Kwiatkowski como "infectador en serie" que trabajó en al menos media decena de estados.

Los investigadores piensan que Kwiatkowski, de 33 años, se robó jeringuillas que contenían fentanilo, un poderoso anestésico más potente que la morfina, y se inyectó con ellas. Dicen que entonces puso otro líquido, como una solución salina, en las jeringuillas, que más adelante fueron usadas en pacientes. Agregan que un registro de su vehículo encontró una jeringuilla de fentanilo vacía y varias agujas.