Perros especiales detectaron poco más de media tonelada de cocaína escondida en maquinaria pesada que se enviaría de Buenos Aires a Africa, anunció el viernes la policía de Aduanas.

La droga — 490 paquetes de colores brillantes — estaba oculta entre equipo de dragado que saldría del aeropuerto internacional en Buenos Aires para una compañía petrolera en Lagos, Nigeria, dijo María Siomara Ayerán, directora general de Aduanas argentina.

Había algo raro, pero no para Tota y Gala, los perros olfateadores de Aduanas.

Ayerán dijo que la empresa que recibiría el equipo no existe en Africa y el exportador era sospechoso, tanto, que ahora todos sus envíos son investigados de manera exhaustiva.

Cuando los perros señalaron el lugar donde habría droga, los agentes abrieron la maquinaria — el jueves en la noche — y encontraron 536 kilogramos de cocaína pura dentro de paredes gruesas de plomo y acero, señaló Ayerán.

Según la directora de Aduanas, la cocaína sería vendida en las calles de Europa, donde alcanzaría un valor de casi 25 millones de dólares.

Ayerán dijo que es la primera vez que el gobierno argentino decomisa un envío de cocaína de gran dimensión que sería enviado de contrabando de Buenos Aires a Nigeria.

"Hoy la vía con Africa (es) como una nueva ruta que están explotando y que está en desarrollo", agregó.

La agencia de aduanas dijo que los sospechosos eran conocidos para los investigadores y el caso fue turnado a un juez, quien ordenó seis redadas efectuadas antes del amanecer para acumular evidencia.

Las autoridades dijeron que no darían a conocer las identidades de las personas y compañías implicadas porque el caso continúa en investigación.