El presidente Juan Manuel Santos ratificó el domingo ante el congreso que seguirá combatiendo a las organizaciones al margen de la ley sin descanso, a la vez que hizo un homenaje a miembros de la fuerza pública por su participación en importantes operaciones militares.

Santos presentó su informe de gestión anual ante el Congreso en el inicio del período de sesiones de las Cámaras, como es tradicional.

"A las (FARC) las seguimos debilitando. Conservan su capacidad de daño pero están arrinconadas", dijo el mandatario en su discurso de una hora.

"Si (las guerrillas) atacan...no es por fortaleza sino porque nos le hemos metimos a sus madrigueras" o santuarios de resguardo, agregó.

Santos también le hizo un llamado a la coalición de gobierno para sacar adelante varios proyectos de ley que dará a conocer con más detalle en el transcurso del periodo legislativo.

Pidió "unidad" entre el ejecutivo y el congreso, pero descartó que esto significara una solicitud al "unanimismo".

El mandatario, de 60 años, cuenta con las mayorías legislativas en el Senado de 102 miembros y en la Cámara de Representantes, de 166 legisladores.

Sólo cuenta con la oposición del partido izquierdista Polo Democrático Alternativo de cinco representantes y ocho senadores.

Pero las relaciones con su bancada se deterioraron a raíz de que el mes pasado el Congreso aprobó una criticada reforma al sistema judicial y que entre otras cosas implicaba retirar a la Fiscalía General las facultades de investigar a funcionarios con fuero.

En caso de que el presidente hubiera refrendado la reforma, decenas de ex funcionarios detenidos por investigaciones de presuntos lazos con el paramilitarismo o espionaje, por ejemplo, hubieran quedado libres con el argumento de que una nueva instancia, todavía por crear, debía investigarlos y no la Fiscalía.

Ante la avalancha de críticas en los medios y en las redes sociales, Santos pidió archivar la reforma judicial, lo que su bancada hizo el pasado 28 de junio, no sin antes quejarse porque dijo que el mandatario y sus ministros, que estuvieron en los debates de la reforma, asistieron a los debates de los cambios al sistema judicial.