El torneo de Wimbledon comenzará una semana más tarde de lo habitual a partir de 2015 con la intención de que los tenistas dispongan de más tiempo de descanso y aclimatación desde la disputa de Roland Garros.

"Creo que la mayoría de los tenistas apoyan esta decisión y consideran favorable que se extienda una semana más la temporada de hierba", aseguró el presidente del All England Club, sede de Wimbledon, Philip Brook, según recoge hoy la cadena británica BBC.

"Esto se hace para proteger los intereses del tenis. Los jugadores procedentes de Roland Garros tendrán más tiempo para recuperarse y para aclimatarse a la hierba de Wimbledon", explicó Brook.

A partir de 2015, cuando el Grand Slam británico se dispute desde el 29 de junio hasta el 12 de julio, los tenistas dispondrán de 22 días para descansar y para acostumbrarse a la rápida superficie de la hierba.

El serbio Novak Djokovic, semifinalista en Wimbledon este año y campeón en 2011, ha sido el primer jugador en apoyar la decisión pues cree que los tenistas "necesitan esa semana extra".

"Pasamos de la superficie más lenta, la tierra, a la más rápida, la hierba, y eso lleva tiempo. Esta medida nos ayuda a todos", apuntó Djokovic.