Wall Street se mantenía hoy en terreno positivo hacia la media sesión y el Dow Jones de Industriales subía el 0,29 % sustentado en el avance del sector tecnológico tras los sólidos resultados de IBM, que contrarrestaban la tanda de datos macroeconómicos peores de lo previsto en EE.UU..

El principal indicador del parqué neoyorquino sumaba a esta hora 37,35 puntos para colocarse en las 12.946,05 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 avanzaba el 0,39 % (5,39 puntos) hasta 1.378,17 enteros.

Por otra parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq elevaba sus ganancias hasta el 1,01 % (29,58 puntos) y se situaba en 2.972,18 unidades, un día más gracias al peso que tienen sobre ese indicador las empresas tecnológicas.

Y es que ese sector subía a esta hora el 1,03 % gracias en buena medida a la bienvenida con la que fueron recibidas las cuentas de IBM, que anunció la víspera que ganó el 6,5 % más interanual durante el primer semestre del año y elevó sus pronósticos de beneficio por acción para 2012 hasta al menos 15,1 dólares.

El grupo informático seguía capitaneando el lado positivo del Dow Jones con una ganancia del 3,62 %, que contrarrestaba las caídas que registraban en ese índice Bank of America (-3,65 %), American Express (-3,59 %) y Verizon (-2,4 %), esas dos últimas después de presentar unos resultados por debajo de las expectativas.

Eso a pesar de que la financiera ganó en el primer semestre el 3 % más interanual y que la operadora de telefonía ganó 3.511 millones de dólares en la primera mitad del año, el 15,2 % más interanual.

Tampoco estaban teniendo una gran recepción en Wall Street los resultados de Travelers -también parte del Dow Jones-, que se dejaba el 0,7 % tras informar de que en el segundo trimestre ganó 499 millones de dólares, frente a las pérdidas de 364 millones del mismo periodo del año anterior pero por debajo de lo previsto.

Mucho peor eran recibidas las cuentas de Morgan Stanley, que caía el 5,4 % tras revelar que en el primer semestre ganó 446 millones de dólares, frente a los 188 millones de dólares de enero a junio de 2011, pero igualmente por debajo de lo esperado.

También frenaba las ganancias de Wall Street la tanda de datos macroeconómicos peores de lo previsto que se difundieron en EE.UU., entre ellos el aumento de las solicitudes de subsidio por desempleo en 34.000 la semana pasada, la caída del 5,4 % del ritmo de venta de casas usadas en junio y el descenso del índice de tendencia futura.

Además de la fortaleza del sector tecnológico, en los avances de Wall Street influía que el Bundestag aprobase este jueves con una amplia mayoría la participación de Alemania en la ayuda financiera para la recapitalización de la banca española, lo que dejaba en un segundo plano la difícil subasta de deuda que afrontó hoy ese país.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía con fuerza para situarse en los 92,53 dólares por barril, el oro ascendía a 1.584,9 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante al euro (se cambiaba por 1,2284 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años progresaba al 1,51 %.