Un terrorista suicida fue el responsable del atentado del miércoles contra un autobús de turistas israelíes en Bulgaria que costó la vida al presunto agresor, a otras siete personas y dejó heridas a 32 más, según confirmó el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov.

El mandatario añadió que entre las ropas del presunto terrorista se encontró un permiso de conducir falso de Michigan, en Estados Unidos, y que ni el FBI ni la Policía fronteriza búlgara tenían fichado al individuo.