El parlamento de Alemania interrumpió el jueves su receso estival a fin de votar sobre el paquete de rescate a los alicaídos bancos españoles por un monto que asciende a los 100.000 millones de euros (122.000 millones de dólares).

La Canciller Angela Merkel ha dicho que se siente optimista de que obtendrá una gran mayoría en la votación sobre el rescate en la sesión extraordinaria. El monto que recibirán los bancos será de 30.000 millones de euros a fin de mes procedente del fondo de rescate de la eurozona.

El parlamento alemán tiene que respaldar todas las decisiones para usar el dinero del fondo. La nación germana es la principal economía de Europa y es el mayor contribuyente al fondo del rescate, garantizará los préstamos para el paquete de rescate español.

La política de brindar rescate a las naciones de la eurozona no es popular actualmente en la próspera Alemania y menos aún darle ayuda a los bancos.