La Comisión Europea (CE) ha aclarado hoy que el préstamo de hasta 100.000 millones de euros que recibirá España de la eurozona se destinará "solo" a la banca y que, si el Gobierno español quisiera ayuda para otros fines, tendría que hacer otra solicitud.

El portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, ha afirmado en la rueda de prensa diaria de la CE que "no hay ningún vínculo entre la asistencia financiera que se concederá para la recapitalización de la banca en España y cualquier otra asistencia financiera que pueda pedir en algún momento España o de hecho cualquier otro Estado miembro de la eurozona".

"Para dejarlo muy claro, los 100.000 millones de euros que la eurozona ha prometido para recapitalizar la banca española es justo para eso y solo para este propósito y para ningún otro", recalcó.

Esta aclaración se produce después de que en documentos publicados en la página web del Bundestag alemán (Cámara Baja alemana) sobre la ayuda española se apuntara que la línea de crédito se podría emplear también para provisionar préstamos y riesgo soberano, para financiar al Estado directamente a través de varios mecanismos preventivos, y para adquirir bonos en los mercados primario (subastas oficiales) y secundario (mercado de deuda).

En un apartado del texto alemán consta que "la cantidad de dinero de un mecanismo que no se haya gastado puede ser empleada bajo otro mecanismo puesto a disposición por parte del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) al Estado miembro".

O'Connor recordó que tanto el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) tienen instrumentos a su disposición que permiten salvaguardar la estabilidad financiera -como la intervención en el mercado primario y secundario- y el documento revelado por Alemania enumera estas posibilidades.

En declaraciones a periodistas, el portavoz destacó que "las reglas para el uso de estos instrumentos son muy claras, y cada vez habría que hacer una petición formal y el Eurogrupo tendría que hacer después un análisis de esta petición junto con la Comisión Europea y otras instituciones".

"No hay que mezclar las cosas, los hasta 100.000 millones de euros son para este objetivo preciso, la recapitalización del sector financiero" español concluyó.