El gobierno federal agiliza proyectos de expansión en cinco puertos importantes de Estados Unidos, incluidos dos en Florida — un estado de mucho peso en las elecciones_, parte de un plan más amplio para acelerar proyectos de obras públicas en todo el país durante una época de débil recuperación económica.

La Casa Blanca anunció el jueves la agilización de los trabajos al tiempo que el presidente Barack Obama voló a Florida como parte de su campaña por la reelección. Su gira incluye a Jacksonville, una de las ciudades portuarias que se beneficiará con el plan.

Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, hizo notar que el Consejo sobre Empleos y Competitividad del presidente fue el que recomendó acelerar esos proyectos. El republicano Mitt Romney, rival del mandatario en el proceso electoral, ha criticado a Obama por no reunirse con el consejo sobre empleos desde hace seis meses.

Los otros puertos donde se están realizando proyectos de modernización son el de Miami, el de Savannah, el de Charleston y el de Nueva York y Nueva Jersey.