La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó hoy por abrumadora mayoría una medida de castigo contra una empresa de exportación de armas rusa, en represalia porque Rusia sigue apoyando al régimen sirio.

La votación, 407-5, se produjo pocas horas después de que Rusia vetara una resolución de Naciones Unidas que sopesaba sanciones contra Siria, como medida de presión para que el régimen del presidente Bashar al-Asad ponga fin a la represión de casi año y medio.

En concreto, la medida, una enmienda demócrata dentro del proyecto de ley de gastos de defensa, prohíbe que el Pentágono negocie contratos, préstamos o acuerdos de cooperación con la empresa rusa Rosoboronexport, una empresa estatal especializada en exportaciones de armas y que está suministrando armamentos al Gobierno sirio.

Al parecer, Rosoboronexport vendió al régimen sirio 36 aviones de combate, y Rusia vendió armas por un total de mil millones de dólares a ese país el año pasado.

El Pentágono ha comprado 33 helicópteros Mi-17 para las fuerzas militares afganas de Rosoboronexport, incluyendo una orden presentada la semana pasada para la compra de diez aviones.

El legislador demócrata Jim Moran, que propuso la enmienda, calificó de "preocupante" que EEUU esté comprando armas de una empresa rusa que "es directamente cómplice de la muerte de miles de inocentes" en Siria.

Además de Rusia, China también vetó la resolución de Naciones Unidas contra Siria, lo que suscitó críticas de la Casa Blanca.

La Cámara Baja posteriormente aprobó el proyecto de ley de gastos de defensa de 608.000 millones de dólares para el año fiscal que comienza el próximo 1 de octubre, en una votación de 326-90.

Sin embargo, la Casa Blanca ha dejado en claro que el presidente Barack Obama vetará esa legislación porque, a su juicio, los republicanos han hecho caso omiso al acuerdo suscrito el año pasado sobre los recortes necesarios para reducir el déficit.