El secretario general español de Cooperación para el Desarrollo, Gonzalo Robles, firmó hoy con los responsables del Programa Mundial de Alimentos (PMA) el acuerdo que valida el establecimiento de un centro de distribución de ayuda humanitaria en el puerto español de Las Palmas de Gran Canaria.

Robles y la directora ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, subrayaron en la misión de España ante la ONU el acuerdo que coloca a Las Palmas de Gran Canaria como punto clave para que Naciones Unidas pueda realizar suministros en supuestos de crisis humanitarias, especialmente hacia la zona del Sahel.

"El pueblo español está comprometido con la lucha contra la pobreza allí donde exista. Este proyecto inteligente e innovador permitirá unir esfuerzos y capacidades siempre que surja una emergencia", dijo el representante español tras la firma, según un comunicado del ministerio español de la Presidencia.

Las Palmas forma así ya parte del sistema global de almacenes que el PMA tiene en el mundo, después de que su puerto fuera elegido por sus instalaciones de última generación y por la conexión que tiene con los puertos africanos.

"Las Palmas es un enclave decisivo entre África, América y Europa. Este nuevo acuerdo nos ofrece la plataforma que necesitamos para operar más rápido y con mayor eficacia para salvar vidas en situaciones de crisis humanitarias", dijo por su parte Cousin, en declaraciones recogidas por el mismo comunicado.

La elección de Las Palmas tiene que ver también con la preocupación que despierta en la ONU la delicada situación humanitaria que atraviesa en estos momentos el área del Sahel (que abarca una franja desde el este al oeste africano justo al sur del desierto del Sahara).

Vive una situación de emergencia alimentaria y hasta ahora era abastecida por el PMA desde Brindisi (Italia) y en avión, una opción peor y más cara que las rutas marítimas que se abren desde las islas Canarias, según considera el organismo internacional.

Además, este año el PMA se enfrenta a grandes desafíos logísticos derivados del conflicto libio, que ha roto la posibilidad de utilizar el antiguo corredor humanitario que transcurría desde Bengasi hasta Níger, Mali y Chad, así como por la delicada situación de inseguridad en Mali.

A toda ello se suma la enorme cantidad de refugiados que hay en la región derivados de esos conflictos, la saturación de los puertos africanos, y el fuerte aumento de las necesidades humanitarias por la sequía que sufre el continente africano.

La instalación del PMA se hará con fondos transferidos por España en 2011, por lo que no habrá ningún desembolso adicional por parte del Gobierno español, mientras que la financiación acordada en ejercicios anteriores cubrirá, además, un plazo de cuatro años.

La visita de Robles a Naciones Unidas coincide con la presidencia española de las sesiones del segmento humanitario del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), del que es vicepresidente el embajador español ante la ONU, Fernando Arias.