El poeta mexicano Javier Sicilia, líder del movimiento que representa a las víctimas de la violencia en México, destacó hoy la "honestidad" y "solvencia moral" que llevará Emilio Álvarez Icaza a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que le designó hoy nuevo secretario general.

"Creo que la CIDH ha escogido a uno de los más grandes luchadores a nivel mundial de los derechos humanos, de una honestidad y de una solvencia moral pues que pocos tienen", declaró a Efe Sicilia tras conocer el nombramiento.

Álvarez Icaza, profesor en la Universidad Autónoma de México (UNAM) y miembro del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), trató sin éxito de dirigir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) mexicana en 2009, un proceso que decidió el Senado y estuvo plagado de consideraciones políticas.

El mexicano competía por el cargo con dos peruanos, una estadounidense y un guatemalteco y fue elegido entre los cinco aspirantes como sustituto del argentino Santiago Canton quien, tras once años en el cargo, lo dejó el pasado 30 de junio.

Tener al mexicano Álvarez Icaza, expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal mexicano (CDHDF), en uno de los más importantes organismos regionales de derechos humanos "es un honor para nosotros, para el MPJD" y "un honor para el país", declaró Sicilia.

"Muestra también que a Emilio no se le ha dado la dignidad y el respeto que merece en este país, que tienen que venirle a reconocer precisamente los organismos internacionales porque en este país lamentablemente se le ha despreciado porque tiene una altura moral que no es digna de las instituciones de este país", apuntó.

Javier Sicilia, una de las voces que junto a Álvarez Icaza han contribuido desde abril del 2011 a que el dolor de las víctimas de la violencia en México sea visibilizado, se dijo convencido de que el nombramiento "le va a hacer mucho bien a los derechos humanos".

En cómo afectará la salida de Álvarez Icaza al MPJD, sostuvo que se pierde "a alguien insustituible", a una persona "que tenía una gran finura política, que trabajó muy bien, sin el cual no hubieran podido hacerse los diálogos" con la Presidencia mexicana para tratar de dignificar a las víctimas de la violencia"

"Tenía el pulso fino frente a las operaciones políticas. Perdemos a alguien fundamental para el MPJD, pero los derechos humanos ganan a nivel internacional un gran hombre y nosotros nos congratulamos", añadió.

"A mí me honra muchísimo. Lo admiro, lo quiero y creo que se merece ese puesto", dijo Sicilia, feliz por contar a partir de ahora con "un asesor" en Washington.

Desde esa ciudad, Álvarez Icaza confirmó que su nuevo cargo implicará dejar el MPJD, organización de la que era una de las principales figuras.

"Estoy en la misma causa, pero en otro espacio", agregó en declaraciones a la emisora mexicana Radio Fórmula.

Añadió que Sicilia tenía conocimiento desde hace tiempo sobre su intención de aspirar al puesto en la CIDH. "Ya lo sabe, acompaña esto y es claro que es parte de lo que he trabajado y construido a nivel nacional e internacional", afirmó Álvarez Icaza.

También dijo que se quedará en Washington durante tres o cuatro semanas más, mientras se completa el trámite de su nombramiento.