El consorcio Aerostar Airport Holdings que integran el Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) de México y el fondo Highstar Capital se adjudicó por 2.573 millones de dólares (2.096 millones de euros) la concesión por 40 años del Aeropuerto de San Juan de Puerto Rico, el más importante del Caribe.

El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, anunció hoy que el consorcio encabezado por ASUR, que opera 9 aeropuertos en el sureste de México, incluido el internacional de Cancún, ganó un concurso en el que competía en el tramo final con la española Ferrovial en compañía de la firma financiera australiana Macquarie.

El concurso, que se extenderá por los próximos 40 años, permitirá modernizar las infraestructuras de un aeropuerto construido en 1955 y cuyas mejoras no podía atender el Gobierno de Puerto Rico.

"Este ha sido un proceso sumamente competitivo, riguroso y transparente, que envía un mensaje claro de que Puerto Rico es un buen lugar para inversiones de infraestructura", dijo Fernando Chico Pardo, principal ejecutivo de ASUR, durante el anuncio del ganador del contrato.

La concesión para transformar el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (AILMM) se lleva a cabo por medio de una alianza público-privada que, según dijo en conferencia de prensa el jefe del Ejecutivo puertorriqueño, permitirá modernizar las instalaciones y mejorar los servicios a los usuarios.

El Gobierno estima que la concesión del aeropuerto de San Juan generará 3.500 nuevos empleos en Puerto Rico durante los primeros tres años y cerca de 13.000 en la próxima década.

Los empleos que la estatal Autoridad de Puertos mantiene en el AILMM están garantizado, según adelantó el jefe del Ejecutivo local.

La concesión del Luis Muñoz Marín a Aerostar Airport Holding supondrá mejoras en la planta física de la infraestructura a partir de los primeros 90 días del inicio de la operación y está previsto que durante los primeros tres años el consorcio ganador invierta 195 millones de dólares.

Las mejoras iniciales se dirigirán a rotulación, iluminación, puentes de abordaje, los sistemas eléctricos, sistema de WiFi, reparación de las filtraciones en los techos de las terminales, aire acondicionado, escaleras, el sistema de seguridad de los estacionamientos y sistema de desagües.

Las inversiones iniciales incluyen también la construcción de cerca de 11.000 metros cuadrados de un nuevo espacio comercial.

La Autoridad para las Alianzas Público-Privadas gestionó el proceso del concurso en colaboración con las aerolíneas que tienen operaciones en el AILMM.

El concurso ha seguido lo establecido por la Ley y el Reglamento de las Alianzas Público-Privadas y la normativa establecida por la Autoridad Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés), que deberá ahora dar el visto bueno final a la operación.

Los aeropuertos atendidos por ASUR registraron en 2010 un tráfico de 17,5 millones de pasajeros.

El socio financiero de la compañía mexicana, Highstar Capital, con sede en Nueva York y oficinas en Houston, Texas, maneja fondos por valor de 5.000 millones de dólares, además de contar con intereses en el aeropuerto estadounidense de Baltimore.

La española Ferrovial que acudía al concurso en compañía de la firma financiera australiana Macquarie fue finalista de un concurso en el que inicialmente se interesaron 12 consorcios internacionales.