El Defensor del Pueblo europeo, Nikiforos Diamandouros, ha invitado hoy a las organizaciones no gubernamentales (ONG) a pronunciarse sobre el respeto de los derechos fundamentales por parte de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex).

La consulta forma parte de la investigación que el Defensor del Pueblo está llevando a cabo sobre la actuación de la agencia, después de que el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos criticara las malas condiciones en que se encuentran detenidos los inmigrantes que entran en Grecia por la frontera con Turquía.

El Defensor del Pueblo ha pedido a particulares, organizaciones y a la Agencia Europea de Derechos Fundamentales que le transmitan sus comentarios antes del próximo 30 de septiembre, informó esa institución en un comunicado.

En marzo de 2012, Diamandouros remitió a Frontex un cuestionario para determinar si la agencia cumple adecuadamente sus obligaciones de respeto de la legislación sobre derechos humanos.

Frontex respondió a esa petición en mayo de 2012, explicando que desde 2010 ha desarrollado una estrategia de derechos humanos y un código de conducta obligatorio para los efectivos que trabajan en ella.

El Defensor del Pueblo recordó que desde 2009 Frontex está obligada a cumplir las disposiciones de la Carta de Derechos fundamentales.

Además, en octubre de 2011 el Consejo y el Parlamento Europeo adoptaron una regulación que establece obligaciones específicas sobre derechos humanos que afectan a la agencia de fronteras.

Organizaciones como Human Rights Watch (HRW) denunciaron hace unos meses la responsabilidad de la agencia en la situación de los inmigrantes que entran a la UE a través de la frontera de Grecia y que permanecen detenidos "en condiciones inhumanas y degradantes".