El francés Thomas Voeckler ganó el miércoles la 16ta etapa del Tour de Francia, que tenía cuatro grandes ascensos en los Pirineos, mientras el campeón defensor Cadel Evans quedó fuera de la competencia por el título.

El australiano Evans comenzó el día como cuarto en la general, pero tuvo problemas en las últimas dos cumbres. Bradley Wiggins, por su parte, mantuvo con más comodidad la camiseta amarilla del líder, e incluso ganó terreno con respecto a algunos de sus principales perseguidores.

Voeckler dominó la etapa que recorrió 197 kilómetros (122,4 millas) desde Pau hasta Bagneres-de-Luchon, al encabezar una escapada para su segunda victoria en el Tour. También había ganado la 10ma etapa, y suma cuatro en su carrera.

"Cada uno de los premios de montaña fue una carrera para mí", dijo Voeckler, quien consiguió la camiseta al mejor escalador que tenía el sueco Fredrik Kessiakoff. "Hoy he hecho lo que sueñan hacer muchos ciclistas jóvenes: superar a todos en las cuatro cumbres".

"Conocía cada kilómetro del trayecto de hoy, y es me sirvió mucho".

El danés Chris Anker Sorensen llegó segundo, un minuto y 40 segundos atrás de Voeckler. Los principales aspirantes al título — Wiggins, su compañero del equipo Sky Christopher Froome y el italiano Vincenzo Nibali — acabaron más de siete minutos después.

La etapa se disputó bajo una nueva sombra de dopaje después de que el líder del equipo RadioShack, el luxemburgués Frank Schleck, fue expulsado de la carrera el martes tras dar positivo por un diurético prohibido.

En la general, Wiggins aventaja al segundo Froome por 2:05 minutos, y a Nibali, el tercero, por 2:23. El belga Jurgen Van Den Broeck avanzó al cuarto puesto, a 5:46 minutos.

Evans cruzó la meta casi cuatro minutos detrás de Wiggins, con lo que cayó al séptimo lugar, rezagado 8:06 minutos.

El jueves será el último gran día de montaña con la 17ma etapa entre Bagneres-de-Luchon y Peyragudes.