El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reúne hoy en Moscú con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, para analizar la situación en Siria, donde arrecian los combates entre las tropas gubernamentales y los rebeldes.

En las conversaciones ruso-turcas se abordarán "problemas internacionales y regionales clave, incluida la situación en Siria", informó el Kremlin.

La reunión de Putin y el jefe del Gobierno turco tiene lugar al día siguiente de las consultas celebradas en Moscú entre las autoridades rusas y el mediador internacional para Siria, Kofi Annan.

Tanto el Annan como el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, expresaron la víspera su confianza en que el Consejo de Seguridad de la ONU alcanzará una resolución de consenso para prorrogar el mandato de su misión de observadores en Siria.

Sin embargo, el mediador internacional defendió que el Consejo de Seguridad debe emitir un "mensaje claro de que los asesinatos deben terminar y de que la situación en el terreno es intolerable".

Rusia se opone de manera categórica a que la extensión del mandato de los observadores de la ONU, que expira este viernes, se acompañe de amenazas de sanciones contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y ha declarado que vetará todo proyecto de resolución que las contenga.

Además del conflicto en Siria, Putin y Erdogan abordarán asuntos de orden bilateral, en particular las perspectiva de desarrollo de las relaciones económico-comerciales entre Moscú y Ankara.

Después de Alemania, Rusia es el socio comercial más importante de Turquía.

El año pasado los intercambios comerciales ruso-turcos alcanzaron los 31.800 millones de dólares, con un incremento del 26 % respecto de 2010.