El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Rafael Roncagliolo, expresó hoy la enérgica condena de su país "ante el uso desproporcionado, indiscriminado y letal de la violencia en Siria", además de pedir su cese inmediato.

En declaraciones a los periodistas, el canciller peruano agregó que los ataques producidos hoy en Siria constituyen "una violación a los acuerdos internacionales sobre derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario (DIH)".

Un ataque de rebeldes sirios contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco causó hoy la muerte del ministro y viceministro de Defensa, mientras que bombardeos de las fuerzas oficiales han provocado más de 60 muertos durante la jornada.

Roncagliolo indicó que Perú ha apoyado todas las declaraciones de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos relativas a la situación de Siria.

Asimismo, recordó que la comisión de investigación sobre Siria ha señalado que las violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos en ese país pueden equivaler a crímenes de lesa humanidad y, por lo tanto, no deben quedan impunes.

"Hasta que se restablezca la garantía y el respeto de los derechos humanos, el Perú seguirá apoyando los esfuerzos del Secretario General (de las Naciones Unidas) y de su enviado especial, así como los esfuerzos de la Liga de Estados Árabes y del grupo de amigos de Siria que el Perú integra", señaló.