El presidente de EE.UU., Barack Obama, envió hoy al Senado los nombramientos de dos diplomáticos de carrera en Kabul como próximos embajadores estadounidenses en Afganistán y Pakistán, informó la Casa Blanca.

Obama nombró a James B. Cunningham, y a Richard Olson, como embajadores de Estados Unidos en Afganistán y Pakistán, respectivamente.

Ambos, que han ocupado puestos diplomáticos en la embajada estadounidense en Kabul y con amplia experiencia en la región, tienen que ser confirmados por el Senado de Estados Unidos para poder asumir sus nuevos cargos.

De ser confirmado, Cunningham reemplazará a su jefe y embajador saliente en Afganistán, Ryan C. Crocker, quien anunció que abandonaba el cargo que ocupó durante menos de un año, debido a razones de salud.

La llegada de Cunningham en Afganistán coincidiría con el proceso de retirada de las tropas estadounidenses en ese país, que debe completarse para finales del próximo año.

Previo a su actual cargo en Afganistán, Cunningham prestó servicio como embajador de EE.UU. en Israel entre 2008 y 2011, y como cónsul general estadounidense en Hong Kong entre 2005 y 2008.

Mientras, Olson, exdirector de coordinación para asuntos económicos y de desarrollo en la embajada estadounidense en Kabul, reemplazaría a Cameron Munter como embajador en Pakistán, si consigue la aprobación de la Cámara Alta.

Olson, embajador de EE.UU. en los Emiratos Árabes Unidos entre 2008 y 2011, asumiría el cargo en unos momentos en que las relaciones entre Washington e Islamabad se han deteriorado tras el ataque de estadounidense en mayo de 2011 contra un complejo en Abbottaba que provocó la muerte del cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Los ataques de EE.UU. con aviones no tripulados contra militantes de Al Qaeda en Pakistán también han levantado ampolla entre las autoridades de ese país.